National Council of Teachers of English Logo
NCTE Guideline

How to Help Your Child Become a Better Writer (Spanish version)

Sugerencias del Concilio Nacional de Maestros de Inglés (NCTE) a los Padres de Estudiantes, 1980

Estimados Padres de Familia:

Nos alegra saber de su interés en cooperar con el Concilio en su esfuerzo por ayudarles a los jóvenes a escribir mejor. Sólo la cooperación de padres y maestros asegurará que los niños y los jóvenes aprendan a escribir mejor.

Dado el que las circunstancias en cada hogar son distintas, no podemos precisar el momento más oportuno para empezar a seguir las sugerencias que abajo presentamos. En todo caso, hay que recordar que la habilidad de escribir bien es un talento que se desarrolla lentamente. A algunas personas este talento les nace a muy temprana edad, pero a algunas otras les nace más tarde. No es raro el caso en que un niño parezca perder, en vez de adquirir, la habilidad de escribir bien. No se desesperen. Con la ayuda y el ánimo que Uds. le den, el joven mejorará.

Nosotros, los socios del Concilio, recibimos con mucho entusiasmo su participación en los esfuerzos por enseñarle a su niño o a su niña a escribir mejor. Esperamos que les guste seguir estas sugerencias cuyo propósito es ayudarle a su niño a escribir bien, tanto en la escuela como en la casa.

Lo Que Uds. Pueden Hacer En Casa

  1. Hagan que en su hogar exista un ambiente de conversación. Lleven a su hijo o hija a lugares y a eventos en donde pueda estimular sus cinco sentidos. Luego, háganle preguntas acerca de lo que vieron, oyeron, probaron y tocaron. Recuerden que el primer paso en aprender a escribir bien es el aprender a hablar bien, y que los jóvenes adquieren un mayor control del idioma cuando los adultos-particularmente los padres-comparen cariñosamente en sus conversaciones con ellos esas experiencias.
  2. Permitan que los niños los vean a Uds. escribir. Uds. son tanto sus modelos como sus maestros. Si los niños nunca ven a sus padres escribir, pronto adquieren la impresión que sólo se escribe en la escuela. Lo que Uds. hagan es tan importante como lo que Uds. digan. Permitan que su niño los vea escribir a amigos y a firmas comerciales. Quizás hasta podrían Uds. escribir historias que su niño pueda compartir con otros niños de su edad. De vez en cuando, léanle algo que Uds. hayan escrito y pídanle su opinión acerca de ello. Si Uds. le dan la oportunidad a su niño de descubrir algunos errores en lo que Uds. hayan escrito, el niño aprenderá que el corregir lo que uno ha escrito es un proceso natural.
  3. Ayúdenle todo lo posible a su niño o niña al escribir. Háblenle acerca de las ideas que se le ocurran a él o a ella; ayúdenle a encontrar la manera de expresar lo que él o ella quiera decir. Cuando él o ella le haga una pregunta acerca del deletreo, de la pronunciación o del uso de una palabra, proporcionenle ayuda. Su papel en el aprendizaje de su niño será más efectivo si Uds. le estimulan en vez de criticarle. Alégrense de que su niño esté haciendo el esfuerzo por aprender a escribir mejor, encuentren gusto en sus ideas y, sobre todo, resistan la tentación de criticar.
  4. Provean un lugar apropiado para que su hijo o hija escriba. Algún lugar quieto es lo mejor. En todos caso, el niño debe considerar ese lugar como suyo y de nadie más, si es posible. Si no, cualquier lugar plano en el cual se pueda mover, con luz adecuada y una silla cómoda, bastará.
  5. Regálenle y procuren que se le regalen a su niño o niña artículos para escribir.
     
    • plumas de varios tipos
    • lápices de varios tamaños y frmeza
    • una lámpara
    • papel, sobres, estampillas
    • una libreta, un diario (Asegúrense que tan solo el niño o niña tiene acceso a su libreta o diario. Cuando los niños desean compartir algo con las demás, ellos lo dejan saber.)
    • un diccionario apropiado a la edad y a las necesidades del niño o niña. Casi todos los diccionarios se utilizan sólo para deletrear, sin embargo un buen diccionario también contiene información interesante acerca del origen, la pronunciación y los sinónimos, etc., de las palabras
    • un diccionario de sinónimos es muy útil para jóvenes de mayor edad. Este les ayudará a encontrar la palabra más apropiada al escribir.
    • una máquina de escribir, aunque esté vieja y bien usada, le será muy útil al escribir algunas cosas para el público, tales como artículos para algún periódico de la communidad, o la letra de algún acto para la vecindad. --borradores o líquido para corregir.
       
  6. Anímenle (pero no le exijan) a que escriba frecuentemente. Muéstrense pacientes si el niño no quiere escribir en cualquier momento. -No tengo nada qué decir.- es una razón válida para no querer escribir. Reconozcan que el deseo de escribir va y viene. Algunas veces el niño no aguantará las ganas de escribir pero, en otros momentos, ni siquiera se acordará de la pluma. Sin embargo, sí es importante que el niño escriba frecuentemente si en él o ella se ha de desarrollar el hábito de escribir.
  7. Alaben lo que escriba el niño o niña. Olvídense de lo que quizás les haya sucedido a Uds. en la escuela. No le presten demasiada atención a las faltas que posiblemente aparezcan en el deletreo, la pronunciación u otros aspectos mecánicos de lo que escriba su niño. Pongan énfasis en las cosas que su niño o niña haya escrito bien. Acuérdense de que por cada error que su niño cometa, él o ella habrá escrito muchas otras cosas bien.
  8. Compartan con su hijo o hija algunas de las cartas que Uds. reciben de sus amigos o parientes. Esto debe hacerse como si fuera una ocasión especial. Pídanles a sus amigos y a sus parientes que le escriban notitas a su hijo o hija, no importa qué tan breves sean. El escribir se hace más placentero para el niño cuando recibe alguna reacción a lo que escribe. Cuando se dé el momento de escribir notas de agradecimiento, particularmente después de los días feriados, pídanle a su hijo que él o ella escriba algunas de las notas. Pero recuerden que el escribir diez notitas de agradecimiento puede ser mucho quehacer para su niño o niña. Anímenle a que lo haga por ratos.
  9. Animen a su hijo o hija a que escriba a varios sitios pidiendo información acerca de viajes, lugares turísticos, etc. Si gustan, pueden Uds. pedir del Concilio un panfleto titulado ALL ABOUT LETTERS ($1.50 por ejemplar), en el cual encontrarán muchas direcciones a donde su niño o niña puede escribir y solicitar ese tipo de información.
  10. Estén al tanto de las ocasiones en que su niño pueda desarrollar su habilidad de escribir. Por ejemplo, pídanle a su niño que haga la lista de compras, que añada alguna notita a las cartas dirigidas a sus parientes y amigos, que envíe tarjetas postales, que tome recados por teléfono, que les escriba a sus propios amigos, que pida alguna información acerca de algún viaje que Uds. piensen en hacer, que escriba los borradores de las notas que Uds. envían a la escuela, que escriba notas al cartero o a otras personas que proveen servicios al hogar, que prepare invitaciones a las reuniones de la familia, etc.

El escribir con propósitos fijos es satisfactorio, y las actividades familiares diarias presentan muchas oportunidades para que él o ella escriba con esos propósitos. Para que su niño llegue al nivel de participación que sugerimos, Uds. quizás tengan que persuadirlos de alguna manera muy especial al principio, pero tengan por seguro que su esfuerzo paciente dará buen resultado.

Còmo Ayudar Al Programa Escolar Que Se Dedica A La Enseñanza Del Escribir

  1. Pidan que se les permita revisar lo que su niño o niña escribe, tanto lo que trae a casa como lo que se mantiene en cuadernos en la escuela. Animen a su hijo o hija a que mantenga en cuadernos todo lo que escribe en casa y en la escuela. Casi todo lo que él o ella escribe debe mantenerse; no se debe echar a la basura. Estos cuadernos son importantes porque permiten que ambos, la maestra y el niño, vean el progreso realizado en el arte de escribir.
  2. Acérquense con una actitud positiva a todo lo que su niño escribe en la escuela. Dense cuenta que por cada error que su niño cometa, también dará en muchos aciertos. Aplaudan las cosas buenas que Uds. vean en lo que escribe su niño o niña. El deseo de escribir es muy frágil. Por lo tanto, su actitud optimista hacia los esfuerzos de su niño es de suma importancia al desarrollo de un buen hábito de escribir en su niño o niña.
  3. Interésense más en el contenido que en la forma de lo que su niño escribe. Como adulto, es fácil reconocer faltas en la puntuación y en el uso y el deletreo de ciertas palabras. La perfección en la aplicación de estas reglas se les escapa a casi todos los adultos, así que no hay necesidad de insistir en que los niños lo dominen todo desde el principio. Por esta razón los maestros a veces sólo apuntan algunos errores y dejan los otros pare otra ocasión. Lo que más importa en el escribir son las palabras, las frases y las ideas. La perfección en la forma se desarrolla lentamente. Sean pacientes.
  4. Pregunten en la escuela si a su niño o niña se le enseña regularmente a escribir y si se le da la oportunidad de practicer todos los días. Lo ideal es que su niño escriba diariamente. Pero si en las clases hay muchos estudiantes, deben Uds. darse cuenta que al maestro le será imposible ofrecerle a su niño la práctica en el escribir que Uds. y el maestro deseen. Deben Uds. insistir en que no haya tantos estudiantes en las clases-que no haya más de 25 niños en las clases elementales y no más de cuatro clases de 25 estudiantes para los profesores de secundaria.
  5. Pregunten si todos los maestros les ayudan a los niños a escribir mejor. Muchas veces algunos maestros les dan a los estudiantes ciertas tareas y exámenes cuyo fin es evitar que escriban los estudiantes. Si a los niños y a los jóvenes no se les pide que escriban frases y párrafos en sus clases de ciencia, geografía, historia y las otras disciplinas, entonces no se les está ayudando a que escriban mejor. Todos los maestros tienen la responsabilidad de enseñarle a los niños y a los jóvenes a escribir mejor.
  6. Infórmense acerca de si a los estudiantes se les está pidiendo escribir en distintas formas (cartas, ensayos, historias, etc.), con varios propósitos (para informar, para describir, para persuadir, etc.), y para distintos públicos (para estudiantes, maestros, amigos, parientes, desconocidos, firmas comerciales, etc.). Cada forma, propósito, y público de lo que se escribe require cambios de estilo, tono, presentación y uso de palabras. Se necesita experimenter una variedad amplia de maneras de escribir para llegar a dominar el arte de escribir apropiadamente.
  7. Asegúrense que su niño o niña lea las obras creativas de buenos autores. Si bien es verdad que escribiendo se aprende a escribir, también se aprende a escribir a través de buenas lecturas. Se deben estudiar las obras de autores de talento para examiner no sólo sus ideas sino también su manera de escribir. Todo buen programa que enseña a escribir incluye la lectura de buena literatura.
  8. Cuidado con las personas que dicen que los estudiantes no se pueden expresar bien sino hasta que sepan todas las reglas de gramática. Algún conocimiento de la gramática es útil, pero el dedicar demasiado tiempo al estudio de la gramática, le roba tiempo al estudio de cómo escribir. Mejor se utiliza el tiempo si se dedica al escribir y a la discusión de lo que se escribe.
  9. Animen a los administradores de la escuela a que les provean a los maestros, que enseñan el escribir, de suficientes materiales para hacer bien su trabajo-bastante papel, máquinas duplicadoras, diccionarios, libros de estilo y una buena biblioteca.
  10. Colaboren con la Asociación de Padres y Maestros (PTA) y con el concilio escolar para que los programas que se dedican a la enseñanza de cómo escribir tengan alta prioridad en el curriculum. Uds. mismos infórmense acerca del arte de escribir y de cómo los niños aprenden a escribir. Animen a los responsables a que publiquen en los periódicos o revistas locales los trabajos de los mejores estudiantes. Asegúrense que los mejores escritores de la secundaria participen en los concursos-como los que patrocina nuestro Concilio-que existen para premiar a los que sobresalen en el escribir. En fin, déjenle saber a todos que a Uds. les importan los programas que se dedican a enseñar a los jóvenes a escribir mejor.

Al participar activamente en la enseñanza del escribir en las escuelas, Uds. ayudarán no sólo a su niño sino a muchos otros jóvenes también. Uds. tienen un papel muy importante que jugar en el éxito de esta enseñanza, y el Concilio les invita a que participen todo lo posible en este proyecto.

Traducción de Juan Rodríguez con la asistencia de Carlota Cárdenas de Dwyer.

This position statement may be printed, copied, and disseminated without permission from NCTE.

Document and Site Resources

Share This On:

Page Tools:

Join NCTE Today

Related Search Terms

Copyright

Copyright © 1998-2014 National Council of Teachers of English. All rights reserved in all media.

1111 W. Kenyon Road, Urbana, Illinois 61801-1096 Phone: 217-328-3870 or 877-369-6283

Looking for information? Browse our FAQs, tour our sitemap and store sitemap, or contact NCTE

Read our Privacy Policy Statement and Links Policy. Use of this site signifies your agreement to the Terms of Use

Visit us on:
Facebook Twitter Linked In Pinterest Instagram